La importancia de dormir en un buen colchón

La importancia de dormir en un buen colchón

El sueño para la salud es una de las cosas más importantes. Descansar bien hace que nuestra salud mejore notablemente durante el día, por  eso es tan importante elegir un buen colchón.

Entre los principales beneficios de dormir bien se encuentran:

La memoria: un buen descanso ayuda a tener una buena memoria, ayudando así a nuestro cerebro a organizar la información adquirida durante el día. Esto es especialmente relevante para los estudiantes.

Ser más atractivos: puede resultar difícil de creer pero haber dormido las horas recomendadas, entre 6 y 8 horas diarias, hace que una persona resulte más atractiva que otra con falta de sueño acumulado (estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo).

Aprendizaje de habilidades: después de una noche de buen sueño una persona mejora notablemente su habilidad para aprender tareas motoras complejas.

Obesidad: tener o no un buen descanso afecta al peso y sobre todo al IMC (índice de masa corporal). Dormir más de 8 horas diarias aumenta el IMC pero dormir menos de 6 horas es aún peor ya que aumenta el IMC unas 5 veces más que dormir 8 horas. Esto es importante a la hora de reducir la grasa abdominal.

colchon-

¿Qué necesito para dormir bien?

Primero necesitas un lugar tranquilo y silencioso, y segundo un buen colchón, ¿Cuáles son los mejores colchones para dormir bien? Todo depende de las características de cada persona pero hay algunos que ya tienen probada su eficacia en la mayor parte de la población, como es el colchón viscoelástico Pikolin, aun así hay colchones para cada tipo de persona por lo que lo mejor es que te dejes aconsejar por un buen especialista en la venta de estos productos.

¿Qué tener en cuenta para comprar un buen colchón?

El precio: Buscar la mejor relación calidad precio. Por lo general, los colchones de muelles y espuma son mucho más baratos que los de látex y viscoelástica.

Firmeza: Lo mejor es comprar un colchón de dureza media (5-6 estándar).

Elasticidad: elástico sin exceso. No debe hundirse demasiado en las partes con más peso de nuestro cuerpo.

Los acabados: No deben tener defectos de fabricación como manchas o costuras interrumpidas.

Los materiales: lo natural es mejor (algodón, lana, bambú) o en su defecto materiales que faciliten la transpiración como tejidos técnicos 3D.

Alergia: No debemos comprar un colchón al cuyos materiales tengamos algún tipo de reacción.

Larga estancia: para una persona que tenga que estar mucho tiempo en cama lo mejor es un colchón viscoelástico.

Y ya sabes si necesitas descansar bien… déjate asesorar por nuestro personal de Rest&Home!!