Felicidad y descanso

Felicidad y descanso

¿Sabías que sonreír sin ningún motivo concreto atrae momentos felices?!

En 2018 queremos, como cualquier ser humano, alcanzar la felicidad y si plena plena no puede ser, atesorar momentos felices en dosis pequeñitas…

Estar bien descansado es fundamental para afrontar el día a día por eso nuestros consejeros en descanso siempre estarán dispuestos a aconsejaros las mejores opciones para el sueño, como nuestra amplia gama de colchohes y almohadas, también los sofás más adecuados para siestas y sueños reparadores.

Os dejamos aquí una lista de cosas que puedes hacer y otras que debes dejar de hacer para ser más feliz cada día:

Pensamientos positivos, somos lo que pensamos. Si piensas que todo va a salir bien, si piensas que tus problemas si te ocupas van a salir, si piensas bueno atraes lo bueno, comparte esta filosofía con tu familia y amigos y ponla en práctica, olvida la queja constante y deja de echarle la culpa al mal tiempo.

Haz una lista de gratitud y ayuda a personas de tu entorno, hacer cosas, por simples que te parezcan, por los demás genera buen rollito y te hará sentirte satisfecho y feliz contigo mismo. Cuando salgas a la calle, ayuda a alguien que no conozcas seguro que te habrá pasado alguna vez, un turista despistado que no sabe llegar a un lugar, abuelitas que necesitan transportas bolsas, niños que van a cruzar la calle…

Aprecia las cosas pequeñas, medita, concéntrate en observar esos pequeños detalles que están ahí afuera contemplándote todo el tiempo… Las hojas de los árboles, flores en un puesto, nubes de algodón en el cielo, el sabor de tu café de cada mañana … Reflexiona sobre las pequeñas cosas que te hacen feliz y piensa qué harías sin ellas.

No te compares con los demás, tanto si crees que debes perder algún kilo, como si te gustaría ganar más dinero, es un pensamiento que te hará daño desde el interior, nadie será jamás como tú, eres único e irremplazable, quiérete más, practica el auto estímulo, di más veces cosas positivas de ti y olvídate del vecino, la amiga irresistible, la actriz esa tan adorable…

Ponte una nueva meta cada día, desde crear algo nuevo a conocer a alguien. Planifica un día con algún estímulo al final del mismo que realmente te aporte sensaciones agradables. Un paseo por la ciudad con algún aperitivo al final del recorrido, ir al cine a disfrutar de una película estimulante, visita un museo, escucha una playlist de música inédita, regálate algún capricho …

Di a los que quieres que los quieres mucho, da más besos, llama a ese amigo que tienes abandonado, recuerda a los que quisiste, juega con tus hijos, perdónate más a menudo, besa y diviértete como un niño de vez en cuando, salta, baila, canta… ¡Salta de la cama con actitud!

Feliz domingo!