Cinco motivos por los que deberíamos utilizar un Puff

Cinco motivos por los que deberíamos utilizar un Puff

Todos queremos estar a gusto en nuestro hogar y es por ello que  buscamos aquel mobiliario que nos hagan sentir más cómodos. Entre ellos, el puff: un elemento divertido, funcional y decorativo.

Rellenos, más mullidos, rígidos, redondos, cuadrados, con bordados e incluso sin forma. Los pouf para decoración son tendencia desde hace años.

¿Quién no se ha dejado caer alguna vez sobre ellos como si fuera un niño?

Sin embargo, aún son muchos los que creen que no tienen uso o que son difíciles de combinar con la decoración del hogar. Pero esto no es más que una mera negación a las ventajas de tener uno (o más) en casa.

Si tú piensas igual, lo primero que debes saber es que los pouf para decoración han sido pensados para ser muy cómodos: pueden servir para descansar los pies, para sentarse, para dormir una pequeña siesta e incluso para guardar cosas que no sabemos dónde poner.

Hoy te presentaremos las cinco ventajas de tener un puff:

  1. ¡Porque no solo son asientos!

Para apoyar los pies, como cama o incluso como mesita de noche. Este divertido objeto tiene un sinfín de funcionalidades, tantas como se te ocurran, además es ideal para apartamentos pequeños o lugares con poco espacio.

     2. Pero si lo quieres de asiento….

Siempre tendrás una silla extra para esas visitas que llegan sin avisar. Y es que un pouf siempre es una opción que ocupa poco espacio y hace que tus invitados puedan sentirse cómodos.

     3. No pesan nada.

Otra de sus ventajas reside en su poco peso, que hará que puedas deslizarlos sin ningún esfuerzo. Muévelos por separados y trasládalos donde quieras, ¡hasta el más pequeño de la casa podrá con ellos!

      4. Son originales.

No son las típicas sillas con respaldo.

¡No existen normas con los puff! Acomódate de la forma en la que estés mejor y se acoplará a tu cuerpo.

      5. Para cualquier estancia.

Van bien en cualquier parte de la casa: en el comedor, en las habitaciones, en la cocina… Siempre tendrás un espacio de relax para descansar en cualquier rincón.

De esta forma, podrás disfrutar en tu propia casa de la misma manera que lo harías en la playa o en tu chillout favorito.

¡Con un pouf siempre podrás descansar plácidamente!